Los pacientes con insuficiencia cardiaca y deficiencia de hierro (DH) tienen peores resultados y su tratamiento mejora significativamente los resultados. Principales organizaciones de cardiología emitieron una recomendación de detección y corrección de la DH en pacientes con IC

La insuficiencia cardíaca (IC) afecta a unos 6,5 millones de personas en los EE. UU., Lo que constituye un importante problema de salud pública. Los esfuerzos de investigación han buscado identificar factores modificables contribuyentes e intervenciones útiles destinadas a mejorar el estado de salud, la capacidad funcional, la calidad de vida y descender la mortalidad. La deficiencia de hierro (DH), entre otros factores, se asocia con peores resultados de la enfermedad en pacientes con IC, lo que ha llevado a las principales organizaciones de cardiología a emitir una recomendación de clase IIb de detección y corrección de la DH en pacientes con IC.

La prevalencia de la deficiencia de hierro en pacientes con insuficiencia cardíaca crónica alcanza el 50%.

Los pacientes con IC y DH experimentan:

  • Disminución del rendimiento aeróbico
  • Mayor intolerancia al ejercicio
  • Estado funcional reducido
  • Aumento de las tasas de hospitalización y reingreso

La deficiencia de hierro también es un predictor independiente de mortalidad y algunos estudios informan que la DH tiene un mayor poder de predicción que la anemia para la mortalidad y el resultado adverso de la enfermedad en pacientes con IC.

Prevalencia nacional de deficiencia de hierro en insuficiencia cardiaca

Aprovechando los datos de ferritina y transferrina disponibles de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES) 2017/2018, se actualizó la prevalencia nacional de DH entre pacientes con IC estable y su asociación con anemia en los EE. UU. Las características de la encuesta fueron las siguientes:

  • El diagnóstico de IC fue autoinformado.
  • La DH se definió como niveles de ferritina sérica <100 ng/ml o un nivel de ferritina entre 100 y 299 ng/ml con saturación de transferrina <20%.
  • La anemia se definió como un nivel de hemoglobina de <13 g/dl y <12 g/dl para hombres y mujeres, respectivamente.

Resultados

  • La prevalencia de DH en personas no institucionalizadas ≥ 20 años con IC fue del 48,17% y la prevalencia de anemia fue del 12,08%
  • Los pacientes diabéticos (61,03%) tenían más probabilidades de tener DH en comparación con los no diabéticos (35,38%)
  • La prevalencia de DH fue similar en personas con anemia (47,45%) y sin anemia (48,27%)

La prevalencia de DH ha sido constante durante al menos los últimos 20 años, lo que la hace una condición infradiagnosticada y/o subtratada

Comentarios

    Teniendo en cuenta las consecuencias de la ferropenia en los pacientes con IC, existe la necesidad de evaluar y manejar a dichos pacientes en un esfuerzo por optimizar la atención, reduciendo así la frecuencia de ingresos y reingresos hospitalarios y la mortalidad, y ofrecer una mejor calidad de vida.

    Aunque es una observación decepcionante la prevalencia estable de la deficiencia de hierro no es del todo inesperada, ya que el concepto de detección, diagnóstico y tratamiento de la deficiencia de hierro en pacientes con IC sigue siendo relativamente novedoso y aún no ha sido adoptado a pesar de los beneficios documentados.

    El hecho de no abordar la DH entre los pacientes con IC ciertamente les priva de oportunidades de mejorar los resultados de la enfermedad. La corrección es segura, simple y cada diagnóstico de deficiencia de hierro debe ir seguido de una investigación etiológica adecuada.

    La falta de asociación entre DH y anemia sirve como una llamada de atención para los médicos que a menudo consideran la anemia como un requisito previo para los estudios del hierro. Esto refuerza aún más la necesidad de un cribado universal de DH en pacientes con IC.

    Aunque DH es un predictor independiente indiscutible de mortalidad en pacientes con IC, el mecanismo exacto mediante el cual el DI afecta negativamente la salud o mediante el cual la corrección mejora los resultados sigue siendo un área de investigación en curso. Desde un punto de vista simplista, parecería que la anemia secundaria a la deficiencia de hierro es el mecanismo más plausible. Sin embargo, los hallazgos de que la DH con o sin anemia comórbida se ha demostrado como un marcador pronóstico independiente han minado en gran medida esta hipótesis.

Conclusiones

Una de cada dos personas con IC tiene deficiencia de hierro, comparable a la prevalencia de hace unos 20 años. Es de destacar que la prevalencia de DH no difirió entre pacientes con anemia y sin anemia.

Los hallazgos sugieren que es necesario realizar más esfuerzos para la detección y el tratamiento de la deficiencia de hierro en todos los pacientes con IC. La anemia NO debe considerarse un requisito previo para la detección de deficiencia de hierro.

Bibliografía

Muchi Ditah Chobufo et al. Prevalence and association of iron deficiency with anemia among patients with heart failure in the USA: NHANES 2017-2018. Journal of community hospital internal medicine perspectives 2021, VOL. 11, NO. 1, 124–127

Bienvenido a nuestra sección de Recursos Humanos.
En Laboratorio Rontag, valoramos el talento y la dedicación. Si compartes nuestra visión y estás interesado en unirte a nuestro equipo, te invitamos a enviar tu currículum vitae a la siguiente dirección de correo electrónico: rrhh@rontag.com, indicando el área de interés a aplicar en el Asunto.

Agradecemos tu interés en formar parte de nuestra empresa y esperamos recibir tu aplicación.

IMPORTANTE
De acuerdo a la legislación y regulaciones vigentes en Argentina, la información relacionada a nuestros productos de venta bajo prescripción médica se encuentra desarrollada acorde a los requerimientos de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).
La información aquí brindada está destinada exclusivamente a cubrir las necesidades de los profesionales de la salud para un uso adecuado de los medicamentos.