Una disminución en la severidad de los síntomas con el uso de mascarillas resalta el beneficio potencial de las mascarillas para pacientes con rinitis alérgica.

La pandemia de COVID-19 exigió la adopción generalizada de equipos de protección personal para la prevención de la transmisión viral. La prevalencia de la rinitis alérgica, que oscila entre el 10% y el 20% de la población general, junto con el uso generalizado de máscaras faciales durante la pandemia, brindó la oportunidad de estudiar los efectos de las máscaras faciales sobre los síntomas de la rinitis. 

Se utilizaron los datos de un cuestionario para caracterizar la sintomatología del personal de enfermería mientras usaban máscaras faciales cuando trabajaban turnos de 8 a 12 horas durante la pandemia de COVID-19. La encuesta fue anónima y confidencial y se distribuyó el 5 de abril de 2020 durante dos semanas a principios de la primavera en Israel, donde los alérgenos estacionales están ampliamente dispersos. Este período también corresponde a cuando se implementaron las regulaciones iniciales de distanciamiento social y cuarentena en Israel. Se detectaron 301 sujetos con rinitis alérgica.

Resultados: mejoras observadas

Entre el personal de enfermería (n:215) que utilizó dos tipos de mascarilla facial (mascarilla quirúrgica y N95) durante una semana cada una, la proporción de sujetos que informaron una carga general de síntomas leve fue de 42,3%, que disminuyó significativamente después de usar una mascarilla quirúrgica (29,3%; p = 0,0049) o N95 (25,1%; p = 0,0001) en comparación con ninguna máscara.

 De manera similar, la proporción que informaron una carga de síntomas general grave (20,5%) disminuyó significativamente después de usar una mascarilla quirúrgica (13 %; p = 0,0388) o un N95 (12,6%; p = 0,0272) en comparación con la ausencia de mascarilla.

Un análisis similar para un pequeño grupo separado que usaron máscaras quirúrgicas exclusivamente (n = 47) mostró una mejora marcada en la proporción de carga general de síntomas leves (p = 0,0042) pero ningún cambio significativo en la sintomatología grave (p = 0,3233). Un grupo que utilizó exclusivamente máscaras N95 (n = 39) mostró una mejora significativa de la carga general de síntomas graves (p = 0,0278), pero ninguna mejoría significativa de la carga general síntomas leves. (p = 0,177).

El análisis adicional que dividió a los 301 sujetos con rinitis alérgica en función de la enfermedad intermitente autoclasificada (n = 233) frente a la enfermedad persistente (n = 68), esta última no mostró mejoría en la carga general independientemente del tipo de mascarilla utilizada. 

El análisis específico de la sintomatología oftálmica no mostró mejoría después de usar una máscara.

Los resultados según las características de la mascarilla utilizada

La racionalización del uso de mascarillas durante la pandemia actual es para reducir la transmisión del SARS-CoV-2, aunque además de prevenir la penetración de patógenos, las mascarillas reducen potencialmente la carga de otras partículas inhaladas en el aire, incluidos alérgenos y contaminantes del aire.

A pesar de la obstrucción mejorada a partículas pequeñas, las máscaras N95 no proporcionaron reducciones adicionales de los síntomas de rinitis alérgica en comparación con las máscaras quirúrgicas estándar, hallazgos potencialmente atribuibles al flujo de aire sin filtrar a través de los bordes imperfectos del sello de la máscara o la exposición a alérgenos cuando no se usan. Las máscaras con fibras de tela densas (p. Ej., N95) pueden aumentar el esfuerzo respiratorio y la presión negativa de la fase inspiratoria, provocando caídas de alta presión a través de las máscaras faciales, aumentando el flujo de aire sin filtrar y la penetración de partículas a través de las fugas del sello facial.

Además de las obvias propiedades físicas de filtración, las mascarillas pueden reducir los síntomas de la rinitis alérgica al alterar la humedad y la temperatura del aire respirado. Los alérgenos que no se eliminan mediante la filtración de la mascarilla facial pueden provocar respuestas alérgicas más leves en condiciones de uso de mascarilla facial.

Consideraciones finales

También es de destacar que las recomendaciones de las autoridades de salud para quedarse en casa y evitar lugares concurridos probablemente redujeron la exposición a alérgenos y otros patógenos ambientales, especialmente durante la temporada de primavera del período de inscripción a la encuesta. Por lo tanto, la mejora observada en los síntomas en el personal con rinitis alérgica intermitente (es decir, estacional) podría deberse a una menor exposición a los alérgenos que provocan estacionalidad y no al uso de mascarillas. 

Por otro lado, la falta de mejoría de los síntomas oftálmicos en presencia de una mejoría significativa de los síntomas nasales resalta la posible contribución de las mascarillas faciales para reducir la exposición de alérgenos a las vías respiratorias superiores aunque la conjuntiva del ojo permanezca expuesta a alérgenos. Para investigar más a fondo la posible contribución de las máscaras faciales para la mejora de los síntomas de la rinitis alérgica, se requiere un estudio más amplio con un grupo control.

Conclusión

El estudio revela que el uso de mascarillas puede reducir la gravedad de los síntomas de la rinitis alérgica en personas crónicamente afectadas con enfermedad intermitente. Los mecanismos propuestos incluyen la filtración física de las mascarillas y la respuesta fisiológica potencialmente modificada a los alérgenos al respirar aire húmedo y caliente. 

La utilización de la mascarilla basada en los perfiles de alérgenos personales puede considerarse una medida preventiva para minimizar la exposición del sistema respiratorio a alérgenos provocadores en entornos de alto riesgo, además de las estrategias comunes de tratamiento farmacológico y de desensibilización, pero se requerirá de investigación adicional para ayudar a delinear la contribución de las mascarillas faciales.

Bibliografía

Amiel A. Dror et al. Reduction of Allergic Rhinitis Symptoms with Face Mask Usage During the COVID-19 Pandemic. The Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice (2020), doi: https://doi.org/10.1016/j.jaip.2020.08.035

Bienvenido a nuestra sección de Recursos Humanos.
En Laboratorio Rontag, valoramos el talento y la dedicación. Si compartes nuestra visión y estás interesado en unirte a nuestro equipo, te invitamos a enviar tu currículum vitae a la siguiente dirección de correo electrónico: rrhh@rontag.com, indicando el área de interés a aplicar en el Asunto.

Agradecemos tu interés en formar parte de nuestra empresa y esperamos recibir tu aplicación.

IMPORTANTE
De acuerdo a la legislación y regulaciones vigentes en Argentina, la información relacionada a nuestros productos de venta bajo prescripción médica se encuentra desarrollada acorde a los requerimientos de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).
La información aquí brindada está destinada exclusivamente a cubrir las necesidades de los profesionales de la salud para un uso adecuado de los medicamentos.