Aunque la rinitis alérgica es la forma más frecuente, es importante descartar al momento del diagnóstico la presencia de otros tipos de rinitis de origen no alérgico, que guiará hacia un tratamiento más específico con una mejor respuesta del paciente.

La rinitis, de acuerdo a su etiología, puede clasificarse en alérgica o no alérgica.

La rinitis alérgica (RA) afecta a casi 60 millones de personas en Estados Unidos, y la rinitis no alérgica (RNA) a 22 millones. El 80% de las personas con RA desarrollan síntomas antes de los 20 años y presentan una fuerte asociación con el asma. La RNA está presente más frecuentemente en mujeres con una edad aproximada de inicio mayor a 40 años.

 Muchos pacientes tienen características superpuestas de RA y RNA, denominadas rinitis mixta.

 

Patofisiología de la RA y la RNA

La RA está mediada por inmunoglobulina E (IgE), respuesta inflamatoria eosinofílica a los alérgenos inhalados. La histamina es responsable del prurito, rinorrea y estornudos, mientras que los leucotrienos y la prostaglandina D2 se encuentran más relacionados con la congestión nasal.

A diferencia de la RA, la RNA representa un grupo de trastornos no mediados por IgE. Aunque los síntomas son similares a la RA, hay una ausencia de reactividad de prueba cutánea IgE específica para aeroalergenos comunes. Todavía su patogenia no se conoce completamente, pudiendo estar involucradas disfunciones del nervio nociceptivo nasal y el sistema simpático/parasimpático.

 

Subtipos de RNA

La RNA puede dividirse en dos subtipos: Inflamatoria y no inflamatoria.

Clasificación de la rinitis no alérgica:


Inflamatoria

  • Rinosinusitis infecciosa: virus, hongos o bacterias.
  • Rinitis no alérgica con eosinofilia.
  • Rinitis asociada con poliposis nasal.

No inflamatoria

  • Rinitis idiopática no alérgica o rinitis vasomotora.
  • Rinitis medicamentosa o rinitis inducida por fármacos.
  • Inestabilidad vasomotora inducida por hormonas (Como en el caso de embarazo).
  • Rinitis asociada a enfermedad sistémica (Como por ejemplo en hipotiroidismo severo o síndrome de fatiga crónica).
  • Rinitis asociada a defectos estructurales (Como en el caso de tabique desviado; tumores; cuerpos extraños, entre otros).

 

Algunos tipos de RNA



Rinitis vasomotora

Es la más común de estos trastornos y se manifiesta con síntomas de congestión nasal perenne, rinorrea y drenaje nasal posterior. A diferencia de la RA, el prurito nasal es raro. Los desencadenantes clásicos «no alérgicos» incluyen irritantes como el humo, perfumes, químicos y olores fuertes. Dentro de las subclasificaciones de la rinitis vasomotora se incluyen la rinitis gustativa (rinitis provocada por comer especialmente alimentos calientes o picantes) e inducida por el ejercicio.


RNA con síndrome de eosinofilia

En este caso la etiología es desconocida y generalmente se manifiesta en adultos de mediana edad, suelen tener paroxismos de estornudos, cantidades copiosas de rinorrea clara, prurito nasal y anosmia.

 

Rinitis atrófica primaria

Ocurre más en jóvenes hasta la mitad de la adultez y presentan congestión nasal, mal olor, costras gruesas y secasen las narinas. Es más frecuente en países con climas tropicales.

 

Rinitis atrófica secundaria

Más común en países occidentales, puede resultar de una enfermedad granulomatosa, irradiación nasal, cirugía nasal agresiva, o trauma.

 

Rinitis infecciosa o rinosinusitis

Puede presentarse con secreciones nasales purulentas, fiebre y / o dolor de cabeza entre otros síntomas.

La rinitis también puede resultar de cambios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo, pubertad y ciclos menstruales.



Rinitis medicamentosa

Puede deberse al uso excesivo de agentes adrenérgicos tópicos como la fenilefrinay la oximetazolina. Clásicamente, los cornetes «rojos carnosos» se ven en el examen físico. Otros medicamentos que pueden causar rinitis son los antagonistas de los receptores alfa, inhibidores de la fosfodiesterasa 5 (sildenafil), inhibidores de la angiotensina, antiinflamatorios no esteroideos, entre otros.

 

Es importante realizar un disgnóstico etiológico de la rinitis

El diagnóstico de rinitis comienza con una historia dirigida, particularmente observando el patrón, cronicidad, desencadenantes de síntomas, respuesta a la farmacoterapia y efecto sobre la calidad de vida.

Es muy importante el examen de la cavidad nasal con atención a la apariencia del tabique y de los cornetes inferiores. En la RA la mucosa nasal es comúnmente pálida y muy húmeda, los cornetes están hinchados y a menudo están presentes secreciones nasales claras. La evaluación de la esclerótica, conjuntiva, oídos y orofaringe también es útil. Pruebas de piel para aeroalergenos perennes son útiles para demostrar la presencia o ausencia de anticuerpos IgE y para ayudar a diferenciar RNA de AR. La rinoscopia puede ser de valor si se sospecha una entidad anatómica o patológica pero no se visualiza en el examen con espéculo.



Bibliografía

 

Neha T. Agnihotri and Kris G. McGrath. Allergic and nonallergicrinitis. AllergyAsthmaProc 40:376-379,2019.

Bienvenido a nuestra sección de Recursos Humanos.
En Laboratorio Rontag, valoramos el talento y la dedicación. Si compartes nuestra visión y estás interesado en unirte a nuestro equipo, te invitamos a enviar tu currículum vitae a la siguiente dirección de correo electrónico: rrhh@rontag.com, indicando el área de interés a aplicar en el Asunto.

Agradecemos tu interés en formar parte de nuestra empresa y esperamos recibir tu aplicación.

IMPORTANTE
De acuerdo a la legislación y regulaciones vigentes en Argentina, la información relacionada a nuestros productos de venta bajo prescripción médica se encuentra desarrollada acorde a los requerimientos de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).
La información aquí brindada está destinada exclusivamente a cubrir las necesidades de los profesionales de la salud para un uso adecuado de los medicamentos.