El manejo médico de la deficiencia de hierro y depresión requiere considerar sus consecuencias en funciones bioquímicas y fisiológicas, más allá de la síntesis alterada de hemoglobina. Actualmente, el desarrollo de la investigación en neurociencias está evaluando su relación con las enfermedades psiquiátricas.

El déficit de hierro debe buscarse e identificarse en contexto de depresión, episodio mayor o resistente al tratamiento convencional.

 

El hierro y su relación con los trastornos psiquiátricos

Desde hace unos existe un creciente interés en la comunidad científica por el metabolismo del hierro y su implicancia en los trastornos psiquiátricos. El avance del conocimiento en la homeostasis del hierro y su distribución corporal, particularmente en el sistema nervioso central (SNC), plantean muchas preguntas sobre el papel del hierro en el neurodesarrollo y su participación en patologías psiquiátricas y neurológicas.

Hace tiempo se describió una enfermedad que prevalecía en mujeres jóvenes llamada “clorosis”. Esta presentaba síntomas citados en su momento como: “estado nervioso, histeria, melancolía, inconstancia, debilidad muscular”. Esta idea de los “trastornos nerviosos” como causa de la clorosis se mantuvo hasta el siglo XX, aunque algunos médicos del siglo XIX ya planteaban la hipótesis de una “enfermedad de la sangre”.

En la actualidad se conoce que esta enfermedad corresponde a la anemia por deficiencia de hierro, situación que empezó a vislumbrar un vínculo entre el trastorno psicológico y la deficiencia de hierro.

 

Hierro, neurotransmisión y depresión

Las causas de la depresión incluyen factores biológicos, genéticos, psicológicos y psicosociales o ambientales. Según la teoría clásica de la depresión, esta está ligada a un déficit de monoaminas (serotonina, dopamina , noradrenalina). De hecho, estos neurotransmisores participan en gran medida en diferentes aspectos del comportamiento emocional.

El hierro es el cofactor de las hidroxilasas de aminoácidos aromáticos y la actividad de estas enzimas es el paso limitante en la síntesis de dopamina, serotonina e indirectamente noradrenalina. La noradrenalina también tiene un impacto en la neuroplasticidad a través del factor neurotrófico derivado del cerebro, que es clave para las neuronas prefrontales y del hipocampo que desempeñan un papel en la depresión.

En la depresión grave, la neuroinflamación mediada por citoquinas ayudará a desregular aún más el metabolismo de los neurotransmisores, directa e indirectamente, a través de la hiperexpresión de hepcidina que induce la deficiencia de hierro funcional cerebral.

 

Algunas conclusiones

La deficiencia de hierro absoluta es una enfermedad multifuncional . Esto es consistente con el proteoma de hierro humano. La exploración del metabolismo del hierro en el SNC sería necesaria para una buena comprensión de la relación entre el hierro y las enfermedades neurodegenerativas. También se debe hacer para ver el estado psicológico, la depresión y la inflamación cerebral continua y crónica de bajo grado.

La resonancia magnética sigue siendo una referencia para el análisis morfológico del cerebro, en particular si se busca un cambio en el volumen de la corteza prefrontal y/o las áreas del hipocampo. Igualmente,  también sirve para eliminar una patología orgánica del cerebro.

Podría estar indicado un PET-Scan para buscar una atrofia de la corteza prefrontal y del hipocampo y/o una vascularización deficiente. Si se observa depresión resistente, una investigación DAT-Scan podría confirmar una vía dopaminérgica deficiente y redirigir el tratamiento.

Estudios del estado de hierro y biomarcadores inflamatorios sistémicos, además del hemograma completo, deben incluirse en cualquier análisis estándar de valoración médica general, especialmente en cualquier valoración inicial de un paciente psiquiátrico.

Necesitamos separar la deficiencia absoluta de hierro y la anemia causada por ella. Esto se debe a que en un ensayo aleatorizado, controlado con placebo, demostró que los síntomas relacionados con el hierro desaparecen con su compensación, en el contexto de la deficiencia de hierro sin anemia (https://doi.org/10.1136%2Fbmjopen-2017-019240)

 

Bibliografía

Berthou C e al. Iron, neuro-bioavailability and depression. EJHaem . 2021 Dec 5;3(1):263-275.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC9175715/

 

Bienvenido a nuestra sección de Recursos Humanos.
En Laboratorio Rontag, valoramos el talento y la dedicación. Si compartes nuestra visión y estás interesado en unirte a nuestro equipo, te invitamos a enviar tu currículum vitae a la siguiente dirección de correo electrónico: rrhh@rontag.com, indicando el área de interés a aplicar en el Asunto.

Agradecemos tu interés en formar parte de nuestra empresa y esperamos recibir tu aplicación.

IMPORTANTE
De acuerdo a la legislación y regulaciones vigentes en Argentina, la información relacionada a nuestros productos de venta bajo prescripción médica se encuentra desarrollada acorde a los requerimientos de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).
La información aquí brindada está destinada exclusivamente a cubrir las necesidades de los profesionales de la salud para un uso adecuado de los medicamentos.